La dignidad

 

Clip 4

A la conciencia la vivimos como un sentido mediante el cual percibimos inmediatamente qué es necesario para poder pertenecer. Es similar a lo que ocurre con el sentido del equilibrio: ni bien nos apartamos del equilibrio, sentimos un mareo, y ese mareo nos impulsa a corregir nuestra postura de inmediato para volver a lograr el equilibrio y la estabilidad. La conciencia personal actúa de manera similar.

Ni bien una persona se aparta de lo que vale en su familia y grupo, es decir cuando debe temer que a través de su actitud
peligra la pertenencia, tiene una mala conciencia. La mala conciencia, por resultar tan desagradable, lo impulsa a corregir su conducta como para poder pertenecer nuevamente.

Esa es la forma en la que actúa la conciencia personal. Por supuesto que esa es sólo una de sus funciones.
La conciencia colectiva es una instancia que no tiene un efecto personal, sino que tiene un efecto colectivo, o sea que es una instancia de la que participan varios miembros de la familia de la misma manera. Esta conciencia abarca a los hijos, los padres, los hermanos de los padres, los abuelos, a veces algún bisabuelo y todas aquellas personas que sufrieron una pérdida o un daño que
significaron un beneficio para otros del sistema.

Dentro de este grupo o de este sistema la conciencia colectiva actúa como una instancia que se ocupa de que ningún miembro se pierda.
Por lo tanto, cuando uno de los miembros no es reconocido o es maldecido o se le olvida, esta conciencia se ocupa de que esa persona más adelante vuelva a ser representada por otros miembros de la familia. Eso entonces se vuelve destino para la otra persona, sin que lo sepa.

Entonces, cuando la conciencia colectiva selecciona a un miembro de la familia como para representar un miembro
excluido, eso se vuelve destino para ese miembro sin que él mismo entienda las conexiones.
Ahora bien, si uno sabe cómo funciona esa conciencia colectiva inconsciente puede liberar a ese miembro de ese destino. En ese caso uno integra a la persona excluida a la familia o al grupo, reconociéndole su dignidad. De esa manera ya no es necesario que nadie la imite.
Le ruego que agregue algo acerca de las leyes que rigen un sistema familiar.

Similar posts

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Próximos Talleres

No hay eventos programados en este momento

Busca por Tema

Calendario